Nuestra historia


Nuestra historia

Con amplio conocimiento en el mundo del trabajo: de una empresa portuaria a una explotadora de minería; de transportes a materiales de construcción, el mundo del trabajo era suficientemente conocido por nuestro fundador, José García López, como para decidirse a fundar un despacho profesional tras obtener el título de Graduado Social.

En 1969 era una actividad desconocida, que empezaba su andadura con audacia, conocimientos, experiencia, tesón y sobretodo GANAS DE TRABAJAR BIEN. Se empezó con un despacho de 50 m2 en la calle Violante de Hungría, de Barcelona. Once años después nos trasladamos a Gran Vía Carlos III, con una superficie de 130 m2, que se amplió dos años más tarde en otros 130 m2.

La demanda de nuestras empresas-clientes, la inercia de nuevas exigencias fiscal, contables, mercantiles, procesales …, nos obligan a las sucesivas ampliaciones en pro de atender debidamente y con firmeza la defensa de nuestros clientes mediante un correcto asesoramiento, servicio y buen hacer.

Se incorporan economistas, abogados, graduados sociales, gestores administrativos, asesores fiscales y contables, que son los pilares actuales, en pro de los nuevos retos de calidad (ISO 9001), informática (sistema Red, PAE…).

Sobrepasamos los cuarenta años de eficaz actividad, habiendo conocido las vicisitudes del mundo del trabajo en tiempos buenos y no tan buenos, pero siempre avanzando, aunque en determinados momentos este avance haya sido más duro y lento, pero siempre avanzando.

La nueva generación está en su plenitud, con un bagaje y experiencia de más de 20 años … ¡qué ya son años!

Esta sería, en síntesis, la historia de AGL.