Nuestro logo


Nuestro Logo

Nuestro logotipo tiene su origen en una escultura que conservamos en el despacho y que fue un regalo póstumo de los herederos del pintor José Torrecillas, que sabían la especial admiración que su buen amigo José García López tenía por aquella figura, que pese a su escaso tamaño (29 x 10 x 7 cm) era una espléndida representación de fuerza y anatomía, digna del mejor discípulo de Rodin (aunque su autor nos es desconocido por más averiguaciones que hemos intentado, “R. Aparicio” es lo único que sabemos).

Aparte del valor sentimental y artístico del objeto en sí, la escena que representa, el juego de tirar de la cuerda (o sokatira como se conoce en el País Vasco), nos parece un símil que describe perfectamente el equilibrio y la lucha de fuerzas, comparable a la simbología de la diosa Iustitia (Temis, en la mitología griega), a quien se representa como una mujer impasible, con los ojos vendados, llevando una balanza en una mano y una espada en la otra, para señalar que la imparcialidad de la justicia debe estar acompañada de la fuerza.

La simplicidad de esta competición hace que sea uno de los deportes tradicionales más antiguos, que incluso llegó a ser deporte olímpico (1900-1920), cuyos orígenes se remontan a ceremonias rituales en las que se escenificaba la continua interacción de dos energías y su equilibrio, dos polaridades dinámicas y complementarias como el Yin y el Yang en la filosofía china.

Si además añadimos los cuerpos desnudos y las manos unidas, símbolo de la humildad, del trabajo en común y de la solidaridad, ¿qué más se le puede pedir a un logotipo? Desde hace más de 20 años esta figura, evolucionando en su diseño gráfico y mostrando diferentes versiones a lo largo de todo este tiempo, ha sido y seguirá el símbolo de nuestro despacho, del que nos sentimos especialmente orgullosos.