SOCIAL BRANDING: CÓMO SACAR PARTIDO A LAS REDES SOCIALES
Comparte vía Email Comparte vía Email

SOCIAL BRANDING: CÓMO SACAR PARTIDO A LAS REDES SOCIALES

Un 80 % de las empresas utiliza las Redes Sociales como herramientas para construir su imagen de marca y hacer difusión de sus productos o servicios. Y es que desde 2009, las RRSS se han convertido en las plataformas más utilizadas para compartir contenido, seguir marcas, conversar, crear nuevas audiencias, llegar a nuevos nichos de mercado, etc. Desde entonces, las empresas más innovadoras las han incluido en sus planes de marketing, sin dudarlo.

Durante estos últimos años, ha habido la necesidad de rentabilizar los departamentos de social media y conseguir ventas a través de Facebook, Twitter, LinkedIn, Pinterest, Instagram, etc. Después de probar varias fórmulas, se ha llegado a la conclusión que las Redes Sociales no son plataformas de venta en sí o páginas de conversión sino unas armas potentísimas para generar ruido, dar a conocer la marca, generar deseo por los productos o servicios y canales de atención al cliente de respuesta inmediata. 

Sí, han demostrado ser muy potentes en el terreno del branding, pensado a largo plazo y alejado de la venta. De aquí, el término social branding o, lo que sería lo mismo, la marca social.  

El social branding como punto clave de tu estrategia de marketing

 

El social branding tiene el objetivo de construir la imagen de la marca de tu negocio en las redes sociales. Esta es una buena oportunidad para que las empresas se diferencien unas de otras. Y entonces… ¿Qué conseguimos con el social branding?

Las RRSS aportan una serie de ventajas para la construcción del branding o la marca de la empresa:

*     Crear una identidad digital: La mayoría de las empresas ya están trabajando para la transformación digital de sus negocios. Empieza a cumplirse lo de… “si no estás, no existes”.

*     Mejorar el posicionamiento en buscadores (SEO): Google da prioridad a las RRSS en su buscador. Disponer de un perfil de empresa y publicar hará que te encuentren antes en Internet.

*     Diferenciarse de la competencia: ¿Cómo están trabajando sus perfiles sociales? ¿Qué contenido publican? ¿Qué imagen dan? Gana ventaja, cuanto antes lo hagas, más relevancia tendrán tus perfiles sociales.

*     Renovar o modernizar la marca: Las redes sociales son una oportunidad muy valiosa (y barata) para dar un aire nuevo a tu imagen de marca. Usa imágenes de calidad y da un enfoque nuevo a tus contenidos.

*     Acercar tu público a la marca: Como su nombre indica, las redes son sociales y, por lo tanto, permiten generar conversación con tus clientes. Aprovecha para estrechar lazos con ellos y hazlo bien.

*     Ofrecer atención a la cliente: De la misma manera que se responde al teléfono, contestar los comentarios de Redes Sociales y, hacerlo en menos de 1h, es algo que todas las empresas ya deberían garantizar. No tiene sentido tener perfil en Facebook o Twitter y que no haya nadie detrás.

*     Compartir contenido de interés: Publica noticias relacionadas con tu actividad, ofertas, lanzamientos de nuevos productos, artículos de interés para el sector, etc.

*     Las redes sociales permiten segmentar: En el marketing online tienes la posibilidad de elegir a quién quieres dirigirte y pagar solo por audiencias concretas. Es distinto a cómo funciona la publicidad tradicional o marketing offline que se dirigía de forma global.

*     Encontrar nuevos públicos: Al ser social y trabajar en red, permite a tu negocio llegar a nuevas audiencias potenciales como amigos de tus clientes, contactos dentro del sector, perfiles de influencia, etc.

Los consumidores construyen la imagen de las marcas a través de las RRSS. Expresan sus opiniones y experiencias con los productos a través de los comentarios. Las marcas tienen en cuenta estas interacciones para mejorar su oferta y aprovechan para crear relaciones directas con sus clientes (o futuros clientes). 

¿Qué costes tiene el branding social?

 

Los costes de comunicación que supone la actividad en Redes Sociales son mínimos. Una cuenta de Twitter, Facebook o LinkedIn tiene un coste ridículo, comparado con el enorme potencial implícito. La puesta en marcha y los procesos de activación de canales son muy rápidos ya que estas herramientas permiten trabajar de manera integral desde las mismas plataformas. Es importante que gestionar los perfiles de empresa con profesionalidad y siguiendo los objetivos de negocio. Su actividad repercutirá directamente en la imagen de la marca. Si es necesario, pedid ayuda a un profesional para que os defina bien la estrategia a seguir. Ten en cuenta que este no es un lugar de entretenimiento sino un canal oficial de comunicación de tu empresa.

Nuria Sales 
Responsable de comunicación digital y RRSS en comdigital.cat

www.comdigital.cat


Ayudo a las empresas a crear y desarrollar estrategias de comunicación y marketing para mejorar su presencia digital, reforzar su imagen corporativa y ventas.