¿CÓMO SE PLANTEA LA VUELTA A LA ACTIVIDAD (Y AL COLE)?
Comparte vía Email Comparte vía Email

¿CÓMO SE PLANTEA LA VUELTA A LA ACTIVIDAD (Y AL COLE)?

Tras unas vacaciones, en la mayoría de casos, atípicas o diferentes respecto a años anteriores y tras haber recargado baterías en la medida de lo posible para lo que pueda pasar en los próximos meses, os explicamos como vemos la situación desde AGL y os recordamos algunos puntos a tener en cuenta.

 


 

De acuerdo con los indicadores macroeconómicos que se van publicando, parece que se confirma que la crisis tendrá una forma de V asimétrica, es decir con una caída brusca en el segundo trimestre (cercana al 18,5% del PIB) y una recuperación importante en el tercer trimestre (se barajan cifras cercanas al 10-12%), por lo que todavía se estaría por debajo del nivel de actividad precrisis, que difícilmente se recuperará hasta 2022.

Por sectores, tal y como hemos podido comprobar en los clientes de AGL, hay sectores que se han visto afectados relativamente poco (algunas empresas químicas, determinadas actividades profesionales), otras que tuvieron una fuerte afectación en el período de confinamiento pero que se van recuperando (empresas industriales) y otras que son las más afectadas, sector de turismo, hostelería y comercio. Evidentemente hay infinidad de casos diferentes y esto es solo una simplificación.

La evolución en los diferentes sectores dependerá evidentemente de la situación a nivel sanitario, pero prevemos una mejora de la situación excepto en los sectores más afectados, que deberán esperar a ver si el Gobierno prolonga los ERTEs de estos sectores más allá del 30 de septiembre, como sería deseable al menos en lo relacionado con el sector turístico, hotelero y restauración.

Tal como hemos comentado en anteriores posts, en los próximos meses hay que seguir dando máxima prioridad a la liquidez de la empresa, aprovechando las opciones para incrementarla (préstamos ICO, aplazamiento de impuestos, expediente de regulación de empleo, etc.).

Asimismo, las empresas tienen que estar atentas a la aparición de nuevas oportunidades; no son pocos los clientes de AGL que se han reconvertido durante esta crisis o que han virado su modelo de negocio ante los cambios, ya sean con nuevos productos o servicios, con mejoras internas (teletrabajo, digitalización, etc.) o con nueva tipología de clientes. La precaución en estos momentos no debe ser incompatible con la proactividad.

Para las próximas semanas hay que estar atentos a los siguientes puntos:

*     En el caso de autónomos, finalización en septiembre de la nueva prestación por descenso de facturación en caso de tener derecho a ella. Veremos si se amplía para meses siguientes, especialmente para algunos sectores en concreto.

*     Nueva normativa sobre ERTEs, especialmente para los sectores más afectados. Parece que lo más probable es que los ERTEs se mantenga en situación parecida a la actual pero solo para algunos sectores y no para la totalidad, que deberán analizar si presentar un nuevo ERTE pero con condiciones peores que el actual, tanto para la empresa como para los trabajadores.

*     Pago de los aplazamientos de impuestos solicitados en abril o mayo, que se tendrán que pagar en los meses de octubre o noviembre.

Desde AGL os iremos informando de las novedades que vayan surgiendo.