FASE 2 EN BARCELONA Y ALREDEDORES. PUNTOS A TENER EN CUENTA SI LA EMPRESA ESTA EN ERTE
Comparte vía Email Comparte vía Email

FASE 2 EN BARCELONA Y ALREDEDORES. PUNTOS A TENER EN CUENTA SI LA EMPRESA ESTA EN ERTE

Vamos pasando de fases de desescalada y poco a poco vamos iniciando la actividad en nuestras empresas, pero ¿en qué medida nos afecta?

Os explicamos los efectos de la nueva normativa sobre los ERTES con la diferencia entre ERTE de FUERZA MAYOR TOTAL y PARCIAL.

 


 

Como ya os informamos el 21 de mayo, desde el Real Decreto-Ley 18/2020, los ERTEs se dividen en dos tipos:

*     ERTE de FUERZA MAYOR TOTAL, que es aquél que no ha desafectado a ningún trabajador, por lo que se sigue aplicando la EXONERACIÓN DEL 100% (75% si la empresa es de más de 50 trabajadores) de las cuotas de la Seguridad Social. Esta situación es compatible con la posibilidad de que si hay un administrador autónomo, éste sí pueda iniciar la actividad.

*     ERTE de FUERZA MAYOR PARCIAL, aplicable a aquellas empresas que han vuelto progresivamente a la actividad. En estos casos, las bonificaciones son las siguientes:

      *     85% en mayo (70% en junio) para los trabajadores que inician la actividad.

      *     60% en mayo (45% en junio) para aquellos trabajadores que continúen en ERTE.

En este caso se aplica el 100% de exoneración hasta la fecha en que se reincorpore al trabajo el primer empleado. Es decir, si se desafecta al primer empleado el 15 de mayo, hasta el 14 de mayo, la exoneración es del 100% y a partir del 15, son de aplicación las bonificaciones indicadas anteriormente.

Lo que debe tenerse presente es que la desafectación de un trabajador supone de hecho que la totalidad de la plantilla pasaría a estar en ERTE parcial y por tanto pasaría a cotizar también parcialmente en Seguridad Social por los trabajadores que sigan en ERTE, de acuerdo con los porcentajes indicados y hasta el 30/06/2020 como máximo, salvo que se amplíe para determinados sectores para los que la reanudación la actividad puede ser más compleja.

En la actualidad la gran mayoría de nuestros clientes que estaban en ERTE por Fuerza Mayor ya han optado por la desafectación de trabajadores y su incorporación a la actividad, incluso en la mayoría de establecimientos de restauración, quedando únicamente pendiente en ERTE de Fuerza mayor total algunos establecimientos de hostelería sin viabilidad en las condiciones actuales y algún otro caso específico que no ha podido reanudar su actividad o ha decidido por el momento no reincorporar trabajadores.

En las próximas semanas veremos si en algunas de estas actividades se permite el prolongamiento del ERTE por fuerza mayor a partir del 30 de junio, fecha de finalización prevista en estos momentos. Os iremos informando si hay alguna novedad.

Quedamos a vuestra disposición para cualquier consulta que podáis tener al respecto.