NUEVAS MEDIDAS A PARTIR DE JULIO. ESPERANDO LA LETRA PEQUEÑA
Comparte vía Email Comparte vía Email

NUEVAS MEDIDAS A PARTIR DE JULIO. ESPERANDO LA LETRA PEQUEÑA

Durante el día de ayer ha salido publicada información sobre la posible ampliación hasta el 30 de septiembre de los ERTEs por fuerza mayor que acababan el 30 de junio y la ampliación de los pagos a los autónomos que en la actualidad están cobrando la prestación por cese de actividad.

No obstante, habrá que esperar a la letra pequeña del BOE que detallará estas medidas probablemente mañana.

De momento y con todas las precauciones os explicamos las medidas previstas.

 


 

Las nuevas medidas se centran en dos colectivos:

 

Empresas en ERTE, ya sea por fuerza mayor o por otras causas (ERTEs ETOP: económicas, técnicas, organizativas o productivas):  se prevé que se prorrogue el plazo del ERTE más allá del 30 de junio en aquellos casos es que la finalización tenía esa fecha, tras la anterior prórroga automática una vez finalizado el Estado de Alarma hace unos días. Si bien algunos sectores, especialmente los relacionados con turismo y restauración habían solicitado ampliar el plazo hasta 31 de diciembre, parece que con las nuevas medidas el plazo finalizaría el 30 de septiembre.

Quedará pendiente de comprobar si la prórroga del ERTE es automática y por tanto las empresas no tienen que comunicar nada a las autoridades laborales o si debe realizarse una comunicación; este punto se conocerá en los próximos días, tras su publicación en el BOE.

El punto más problemático para llegar a un acuerdo ha sido la parte de Seguridad Social que deberá asumir la empresa tanto de los trabajadores que se mantienen en ERTE como los que han quedado desafectados. Finalmente, las informaciones indican que se mantendrán parcialmente las exenciones en la Seguridad Social si bien irán disminuyendo paulatinamente con el paso de los meses y estará condicionado al mantenimiento de plantilla en el plazo de seis meses.

La idea del acuerdo alcanzado es mantener al máximo los puestos de trabajo, evitando despidos y adecuando la plantilla a las necesidades de la empresa desafectando del ERTE a trabajadores conforme aumente la actividad de la empresa. Otra de las intenciones del Gobierno es fomentar el ajuste del coste del personal no tanto mediante despidos sino con ajustes en la jornada laboral trabajada.

Autónomos:  tras la percepción de la prestación por cese de actividad por un gran número de autónomos en los últimos meses, se prevé una modificación de esta prestación pero que permita continuar cobrándola a los autónomos que sigan con una disminución importante de los ingresos, manteniendo el cobro de la prestación y dejando de pagar autónomos durante el período que sea aplicable.

No obstante, queda pendiente también conocerse en este caso la letra pequeña de la medida: si debe solicitarse nuevamente la prestación y qué condiciones son necesarias para tener derecho a ella. En cualquier caso, sería compatible con la vuelta a la actividad.

Tan pronto como salga publicada la nueva normativa sobre ERTEs y prestaciones por cese de actividad para autónomos os haremos llegar un nuevo post con la letra pequeña para la toma de decisiones al respecto en los próximos días.