SEGUROS MÉDICOS ¿TIENEN DEDUCCIONES FISCALES?
Comparte vía Email Comparte vía Email

SEGUROS MÉDICOS ¿TIENEN DEDUCCIONES FISCALES?

Si bien desde hace ya bastante años, no existe como tal una deducción fiscal en el Impuesto sobre la Renta por la contratación de seguros médicos, sí que existen una serie de ventajas fiscales que conviene analizar tanto para el caso de empresarios o profesionales autónomos como para las empresas y sus trabajadores. A continuación, os lo explicamos:


Empresarios y profesionales individuales

La normativa del Impuesto sobre la Renta permite la deducción anual de un importe de hasta 500 euros como gasto de la actividad empresarial o profesional. En el caso de cónyuge o descendientes con derecho a deducción esos 500 euros se aplican a cada una de las personas, es decir en caso de matrimonio con dos hijos, se permite la deducción máxima de 2.000 euros en la actividad empresarial o profesional. Estas cantidades se incrementan en casos de contribuyentes o familiares con discapacidad.

El ahorro fiscal final en la declaración de renta dependerá del tipo marginal de IRPF, es decir el porcentaje que se paga por el último tramo de renta y que en la mayoría de casos puede oscilar entre un 25 y un 35%, pero que puede superar al 40% en rentas altas. Ello supone que el coste final del seguro médico es bastante inferior a la cuota pagada a la compañía de salud, descontando ese ahorro fiscal.


Empresas y empleados

La contratación de seguros médicos por la empresa tiene los siguientes efectos:

*     La empresa puede deducirse el 100% de las primas abonadas como gasto fiscal.

*     La empresa debe cotizar a la Seguridad Social por el pago de las cuotas de los seguros médicos (aprox. un 30%), salvo que el trabajador ya esté en los topes de cotización.

*     Para el empleado, las cantidades satisfechas por la empresa, con el límite de 500 euros al año, no constituyen retribución en especie en IRPF y por tanto tienen un mayor neto que en caso de pagar ellos mismos el seguro médico.

*     La empresa retendrá al trabajador en su nómina un 6-7% en concepto de retenciones de Seguridad Social a cargo del trabajador.

En resumen, puede resultar interesante contratar un seguro médico tanto para autónomos como para empleados teniendo presentes las ventajas fiscales asociadas, que se puede plantear en el caso de los trabajadores como una mejora salarial pero con un menor coste para la empresa que otras opciones, dado su tratamiento fiscal beneficioso.

Si tenéis alguna duda al respecto podéis consultarlo con nosotros.

También os podemos hacer llegar una propuesta de seguro médico adaptado a vuestras necesidades con MAPFRE, sin ningún compromiso, en bego@asesoriagarcialopez.es.